LAS SUSTANCIAS DEL BIENESTAR

Lo secretos de la naturaleza para tu bienestar

La bioquímica del bienestar

Cuando hablamos de la sustancia del bienestar, también podemos utilizar una expresión científica, la bioquímica del bienestar.

Las primeras sustancias asociadas con el bienestar son unas hormonas, llamadas hormonas del bienestar, sustancias creadas por nuestro cerebro para garantizar una vida perfecta. 

El estilo de vida contemporáneo puede afectar negativamente a su producción: tienen efectos extremadamente negativos el estrés, la ansiedad, la mala nutrición, el sueño perturbado y el frenesí de la vida cotidiana.

Podemos revertir la tendencia ayudando a nuestro cerebro a reanudar la producción completa, para que nos sintamos mejor de inmediato: nuestros estados de ánimo dependen del cerebro, como resultado de un delicado equilibrio entre los neurotransmisores y las hormonas que actúan sobre el propio cerebro. 

Las hormonas de la vida buena 

Las hormonas son mensajeros químicos que, interactuando entre sí, pueden aportar una sensación de bienestar a nuestro cuerpo.

Se trata de aquellas sustancias químicas liberadas especialmente en el cerebro que, con sus efectos en el organismo, también contribuyen positivamente a nuestro bienestar, tanto psíquico como físico.

De ahí que las hormonas y los neurotransmisores, que llegan a diferentes partes del cuerpo a través de los canales nerviosos y sanguíneos, son capaces de relajarnos, aliviar el dolor y aumentar la concentración.

También llamadas hormonas del bienestar, son sustancias creadas por nuestro cerebro para garantizarnos una vida  feliz.

En general, son cuatro las sustancias que juegan un papel fundamental en la generación del buen humor y la felicidad: Dopamina, Serotonina, Endorfinas y Prostaglandinas.

Desafortunadamente, sin embargo, el estrés, la ansiedad, la mala nutrición, los trastornos del sueño y la velocidad de la vida cotidiana pueden afectar negativamente su producción.

Cómo activar  el bienestar

La sensación de bienestar viene dada por una interacción compleja entre diferentes hormonas que actúan simultáneamente sobre nuestro organismo.

No tenemos poder sobre muchos procesos, mientras que otros pueden ser «transmitidos» induciendo a la química a actuar para nuestro bienestar.

Pero a veces pequeñas elecciones, el cambio gradual de hábitos dan una trayectoria consciente a nuestra existencia y tienen un impacto muy alto en la salud.Este modo de autodeterminación representa el poder de la mente sobre los genes.

Los procesos que conducen a grados de bienestar cada vez mayores residen en la comida, la naturaleza y la música, el movimiento y las relaciones felices.

Las elecciones diarias conducen a una vida mejor.

Estar en la naturaleza o al aire libre

La liberación de serotonina, la hormona del bienestar, aumenta con la exposición a la luz del día.

Pasar al menos 30 minutos al aire libre todos los días no solo aumenta la satisfacción personal, sino que también fortalece el sistema inmunológico.

Hacer deporte

la liberación de endorfinas, dopamina, adrenalina y noradrenalina está estrechamente relacionada con la actividad deportiva.

Ya sea bailar, caminar a paso ligero o hacer yoga, la actividad física regular siempre te garantizará un mayor bienestar.

Relaciones sociales y contacto físico

La combinación de hormonas formada por oxitocina y feniletilamina necesita una cierta proximidad física para activarse.

Sin embargo, los solteros siempre pueden recuperarse con una sesión de masaje o con unos abrazos con su amigo de 4 patas.

Nutrición apropiada

Las proteínas y los carbohidratos ayudan al equilibrio hormonal y tienen un efecto positivo sobre las hormonas de la felicidad.

Buscar Relax

El estrés y la negatividad son muy malos para la sensación de bienestar.

Es necesario encontrar momentos de relajación durante el día, practicando meditación, o ejercicios de respiración o concentrado y escribiendo tus pensamientos.

Los tratamientos de bienestar en un spa o una sesión en la sauna también pueden tener un efecto positivo.

Buscar el buen humor y la risa

Estimular los sentimientos de bienestar significa buscar e inducir el buen humor.

La risa aporta diversos beneficios a nuestro organismo, reduciendo el estrés y estimulando la actividad de la dopamina, serotonina y endorfina.